Últimos temas
» Burke Psychiatric Hospital | Confirmación Normal
por Invitado Dom Oct 27, 2013 12:01 pm

» Corruption in Milan (Confirmación Normal)
por Invitado Miér Oct 23, 2013 1:14 pm

» Dreamtexture Afiliación Normal [Confirmación]
por Invitado Vie Oct 18, 2013 8:22 am

» The Ship Of Dreams - CONFIRMACIÓN ÉLITE
por Invitado Miér Oct 16, 2013 5:17 pm

Nuestros awards aún no están disponibles. También podrás encontrar a los ganadores en el tablón de anuncios. La administración se reserva el derecho de usar esta sección de la barra de widgets para otros fines. Disfrutad ^^
Escribir aquí breve historia. Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.Escribir aquí breve historia.

Entre palmeras y hortensias (libre)

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Entre palmeras y hortensias (libre)

Mensaje por Damon Salvatore el Lun Sep 30, 2013 6:36 pm

Cuando pasaban ciertos exámenes de conducta y demás con notas positivas, además de obtener la correspondiente anotación en su expediente, vital para que al acabar el programa no fuera devuelto a la cárcel cómo sujeto incapaz de reintegrarse a la sociedad, obtenían ciertos “premios” o casi se podría decir que exámenes de segundo nivel, pues nadie estaría tan loco cómo para intentar escapar de aquel lugar con esa cosa al cuello capaz de dejarte fulminado en menos tiempo que se tarda en decir “el coño de tu madre”.

Estos exámenes era en apariencia sencillos, salidas con un rango limitado de distancia y un toque de queda estricto, pequeños encargos destinados a comprobar el grado de tocar las bolas que eran capaces de soportar, trabajos ridículos en los que se ponía a prueba la paciencia y aguante de tipos que toda su vida habían respondido con los puños a lo que ahora debían agachar la cabeza y asentir.

Quizás eso era lo que más le costaba de toda esa mierda. Agachar la cabeza y asentir, no dar una réplica mordaz de por donde se podía meter su puto premio, pero hasta él tenía un límite para el aislamiento y el tiempo se le acababa.

Sabía que iba jodidamente mal en las evaluaciones, así que por una vez se mordió la lengua hasta sentir el sabor de la sangre, tomó los 30 pavos que le dieron para acompañar a una jodida vieja ricachona a la que le gustaba gastar su jubilación colaborando con aquellos programas y la acompañó con su mejor cara de “no soy un psicópata que puede romperte el cuello vieja chocha como vuelva a tocarme el culo” al invernadero de la ciudad a comprar una “hortensias” para la tumba de su esposo, al cual no sabía que Dios debía tener en su gloría si había soportado a aquella urraca durante los 54 años que le dijo que habían estado casados.

Nada más cruzar las acristaladas puertas de aquel lugar sintió el sofocante cambio de atmósfera, por lo que se dio algunos tirones de la camisa gris oscuro que llevaba con el cuello alzado y varios botones sueltos, menos de los que llevaba después de que la vieja le diera dos azotes en el culo, no fuera a ser que a su edad acabara encendiéndose la libido y haciéndolo vomitar de asco y espero a que un muchachito mega sonrosado y sonriente comenzara a hablarle a la urraca de las maravillosas dieciocho mil variedades de hortensias que tenían gracias a los grandes avances en botánica.

Le dieron ganas de quitarle al crio la sonrisa de la boca a pollazos cuando le dijo a la urraca que se tomara su tiempo para decidir, que él se las explicaría todas y cada una, por lo que para no arruinar el éxito de aquel examen, dejó a la vieja en sus manos con la firme esperanza de que no fuera devorada por ninguna planta carnívora, pues pensaba que en un lugar así poco peligro más podría correr e intentó buscar entre los distintos pasillos algún lugar menos sofocante y húmedo, porque la puta atmósfera lo estaba haciendo transpirar y la camisa comenzaba a pegársele al cuerpo de forma incómoda.

Entre los palmerales encontró lo que parecía una puerta de emergencia abierta, y echó un vistazo, cerrando los ojos agradecido por el frescor que el cambio de aires le produjo, para luego revisar que no había nadie molesto por la zona, quizás la habían dejado abierta para entrar algún pedido o vete a saber qué, pero lo cierto es que para él era un oasis en ese humedal, por lo que ni corto ni perezoso se apoyó contra el cristal lo más escondido posible y se encendió un cigarrillo revisando la hora en el cutre reloj que su instructor al cargo le había proporcionado, junto a aquellas ropas “decentes”. Tenía hasta las 8 de la tarde para estar de vuelta en las instalaciones, un pequeño premio si la vieja bruja acababa satisfecha y se iba pronto a casa, así que esperaba que eligiera pronto la puta hortensia de los cojones y pudieran salir cagando leches de allí.

_________________
avatar
Damon Salvatore
Empleados de The Box
Empleados de The Box

Mensajes : 6
Dólares : 8318

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: Entre palmeras y hortensias (libre)

Mensaje por Jonne Jecksen el Lun Sep 30, 2013 6:43 pm

Llevaba como unos tres dias atascado en la misma letra de lo que deberia ser su proximo gran exito, nunca le habia costado tanto encontrar las palabras por lo que sin duda habia algo que lo estaba bloqueando..¡a el!, solo tenia que coger su guitarra y tocar unos pocos acordes y todo tomaba forma de manera rapida e impresionante en su cabeza, su mano escribia entonces las letras, la melodia...y solo era cuestion de presentarla al resto del grupo y a su agente para hacerla una realidad....pero no, se resistia esta vez en la estrofa de lo que deberia ser el estribillo y ni dos cajas de regalices rojos, ni las manzanas, ni fumar..ni siquiera tener a Canela en brazos habian logrado que saliera.
Asi que desesperado ya y cansado de estar encerrado en su estudio personal de su mansion cogio sus cosas, unas gafas, un sombrero, se lio uno de sus brillantes pañuelos al cuello, no se olvido de Canela y salio por piernas....¿A donde?...pues al ultimo lugar en la tierra donde lo buscaria nadie cuando notaran su falta..

Nada mas puso un pie en la calle miro a ambos lado de esta para comprobar que estubiera despejada, era de lo mas normal tener algun montoncito de grupis rondando su casa en espera de que saliera para echarse encima de el a pedirle autografos, fotos y todas esas cosas y no es que no le gustara, a alguien con su ego de Divo sin duda eso era muy satisfactorio y se engrandecia cuantos mas fans tenia..pero en esos momentos necesitaba mucho relax para sacarse el bloqueo. Bien, como no encontro moros en la cosa salio raudo y giro por la esquina, no muy lejos habia una parada de taxis la cual era su objetivo mas cercano. Entro en el que correspondia en el asiento de atras y esquivando la mirada del taxista le dio la direccion del invernadero.
Era uno de sus gustos secretos, nunca le habia contado a nadie pero las flores le gustaban demasiado y quiza darse una vuelta por alli, comprar algunas...le inspirara algo..rezaba por que asi fuera por que en breve podria sentir las presiones de su agente, la grabacion del disco estaba cercana y faltaba el tema principal....

El trafico por suerte no fue muy denso y apenas tardo en llegar a su destino, pago la carrera al conductor, momento en el que fue reconocido y con una propina generosa y un guiño de ojo se despidio de aquel hombre antes de que le pidiera nada mas. Ese dia por suerte o no, no vestia tan llamativo como era su costumbre, estaba en plan compositor asi que preferia la comodidad por lo que llevaba unos jeans grises y una camiseta cualquiera con estampado sicodelico.
Cruzo la entrada sin quitarse las oscuras gafas, con el animal en brazos, en aquella ciudad con dinero podias hacer lo que quisieras, y empezo a recorrer todo el lugar con infinita calma, relajandose con los aromas de todas las flores que alli reinaban y sin molestarse por las personas de alli dentro, todas en su mayoria de mas de 60 años..por lo que el peligro de formar una avalancha de gente era minimo...todo lo mas que alguna abuelita lo reconociera por los posters de su nieta y le pidiera un autografo....

Sin embargo su ansiada tranquilidad entre la eleccion de sus flores se vio truncada antes de lo esperado...¿quien hacia visitas de instituto a un Invernadero?...pues bien alguno las hacia por que una clase entera de quinceañeras y quinceañeros aparecio de improviso...y oh dios..no tuvo tanta suerte de no ser reconocido..Asi que solo imaginar las que se armo alli al momento con el griterio de las jovencitas...Jonne no tuvo mas remedio que salir corriendo si no queria ser aplastado por todas ellas..y ellos..que no hicieron caso en absoluto de su profesor cuando los llamo al orden..
Corrio si señor todo lo mas que pudo para darles esquinazo mientras mentalmente se maldijo, tenia que haber ido al parque o algun sitio mas solitario...si es que en el fondo sus ganas de ser descubierto aunque huyera podian mas que el..maldito egolatra..
Cuando por fin logro despistarlas y que su profesor lograra que regresaran todos a su lugar se dejo caer por una pared hasta el suelo...menuda carrerita...y el clima alli dentro no ayudo nada sin duda alguna, tenia tooda la camiseta empapada en sudor y eso que el se mantenia en forma si o si, vivia de su voz y de su imagen..asi que...

-Asi no lograre la inspiracion..-

Su comentario fue para ese yorkshire de color canela que sujetaba en alto frente a el, la cual, pues era hembra, solo movia el rabito y trataba por todos los medios de lamerle el rostro. Sin embargo una luz llamo su atencion asi que dejo al perro en el suelo y se bajo un tanto las gafas por pura chorrada cuando vio una salida de emergencia no muy lejana a donde estaba sentado, se levanto y camino hacia ella, se refrescaria un poco en la calle y se fumaria uno de sus cigarrillos de vainilla, despues, cuando se asegurara que ese autobus de instituto estaba lejos de alli, regresaria a su compra y llenaria de flores su casa para inspirarse.
Volvio a ajustarse las gafas nada mas salio fuera y se apoyo en la pared sin percatarse de nada mas, saco su encendedor de oro y su tabaco y se encendio aquel cigarrillo negro y aromatizado...¿que mas podia pasar?...

Habia dejado a canela en el suelo pues sabia de sobra que no se iria muy lejos de el y no lo hizo pero ahi tenia su que mas podia pasar cuando al escucho gruñir...Solto el humo y la busco, estaba justo algo mas alla..mordiendo la pernera de un tipo que tambien estaba alli fumando algo mas escondido que el...
avatar
Jonne Jecksen
Ciudadanos de Sydney
Ciudadanos de Sydney

Mensajes : 8
Dólares : 8171

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.